Las II Jornadas de la Red de Centros de Innovación Territorial ponen sobre la mesa el Desarrollo Rural como cuestión de estado

Más de 30 administraciones, entidades y empresas, que participan en esta cita del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, que tiene lugar en Malpartida de Plasencia, ponen en evidencia que las políticas del Medio Rural “deben ser transversales”, como ha indicado el presidente de la Diputación de Cáceres.


No hay territorios sin futuro si tienen proyectos. Es la idea que estos días se aborda en Malpartida de Plasencia, que se ha convertido, y con ello la provincia, de Cáceres, en centro de trabajo nacional y transfronterizo para impulsar acciones de innovación desde el territorio.

La casa de cultura de la localidad chinata acoge este jueves y este viernes las segundas Jornadas de la Red de Centros de Innovación Territorial, organizadas por la Secretaría General para el Reto Demográfico del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y la Diputación de Cáceres.

Unas jornadas en las que, a lo largo de estos dos días, se dan cita más de 20 administraciones y entidades territoriales que forman parte o lo harán próximamente de la Red Estatal de Centros de Innovación Territorial, y que expondrán sus experiencias y su visión para abrir posibilidades de innovación territorial, poner en marcha actuaciones conjuntas que consigan el desarrollo local y que facilite las mismas oportunidades a las personas que viven en el mundo rural.

Así, sobre la mesa, proyectos como los llegados de Orense -sobre aprovechamiento de agua-, de Burgos -gestión de biorresiduos urbanos, agrícolas y ganaderos- o de Málaga -recuperación de tierras abandonadas para una buena alimentación, en conexión con comedores escolares y de la tercera edad-.

También, se abordará el proyecto Arteria_Lab Évora, que nace para atraer y establecer industrias culturales y creativas en las regiones transfronterizas del Alentejo, Algarve y Andalucía, o el ecosistema de innovación territorial de la provincia de Cáceres, la Red Circular Fab, ideado y liderado por la Diputación de Cáceres para impulsar la “cuarta revolución industrial” en el medio rural, entre otros muchos proyectos y experiencias.

El presidente de la Diputación de Cáceres, Miguel Ángel Morales, que ha participado en esta primera jornada del encuentro, junto al secretario de Estado para el Reto Demográfico, Francesc Boya, ha manifestado que se ha hecho mucho, tanto desde la Diputación de Cáceres, como desde el gobierno central, para poner en el centro de las políticas al mundo rural, pero es necesario más. “Voy a exigir a mi gobierno que vea que esto es una política de estado, porque -se ha preguntado- ¿está bien ubicada la Secretaría General de Reto Demográfico en el ministerio que está? Quizá debiera estar perfectamente adscrita a la Presidencia del Gobierno, porque no es posible que en este país solo se conozcan los problemas que hay en Madrid, en Barcelona, en Sevilla, en Valladolid o en Valencia. Y todos tenemos responsabilidad. Todos nos debemos unir en la periferia y abordar el futuro de nuestros pueblos, de los que parece que nos hemos acordado con la pandemia”.

Precisamente, el secretario de estado, ha apuntado que la idea con este nuevo gobierno es conseguir más transversalidad en las políticas. “Ayer pude hablar con el nuevo ministro de Industria y me dijo: la industria y el territorio tienen que ser un tándem imbatible porque necesitamos tener empleos de calidad en el territorio y ese empleo de calidad lo puede tener la agricultura pero lo va a traer la industria …Y la industria nos puede ayudar a retener el talento joven. También hay mucha experiencia y talento en las personas mayores y tenemos que aprovecharlo mucho más de lo que lo hacemos, pero necesitamos que los jóvenes, que están muy bien formados, se queden en el territorio, que vuelvan y que puedan encontrar aquí esas pistas de aterrizaje que les permitan desarrollar sus proyectos vitales y sus proyectos de emprendimiento”.

En una mesa redonda a la que también se han sumado el alcalde de Malpartida de Plasencia, Raúl Barrado; la vicepresidenta primera de Territorio, Igualdad y Cultura de la Diputación, Esther Gutiérrez, y la presidenta de la Red Extremeña de Desarrollo Rural, Julia Gutiérrez, se ha puesto de manifiesto el cambio que se ha ido experimentado en el medio rural, en los pueblos.

La vicepresidenta ha recordado lo avanzado en este sentido con fondos europeos, muchos de los cuales se han destinado a la digitalización del mundo rural y a dar las herramientas necesarias. «Si hablamos de buenas prácticas hay muchísimas en el ámbito digital, por ejemplo, en las doce localidades del EDUSI Plasencia y Entorno se han creado aulas digitales para abordar la brecha digital, sobre todo teniendo en cuenta la franja de edad que existe. Otro de los ejemplos es la creación de Circular FAB de Malpartida de Plasencia, pero si seguimos, en cuanto a emprendimiento y creatividad, tenemos un espacio en Carcaboso… Si vamos al ámbito de turismo podemos destacar una serie de productos turísticos en localidades que antes no se conocían o sus espacios naturales no eran suficientemente conocidos…” Ejemplos del destino de los fondos que hacen que los pueblos sean más “digitales, competitivos y sociales”.

Por su parte, la presidenta de REDEX ha recordado que para poder alcanzar y acceder a lo que se ha venido a llamar “pueblos inteligentes, tenemos que manejar las herramientas necesarias, de nada sirve tener 5G si no sabemos manejar los instrumentos necesarios”, algo para lo que se desarrolló el Plan de Competencias Digitales que se viene desarrollando en las distintas comarcas, con la participación de agentes dinamizadores digitales.

El alcalde de la localidad anfitriona, Raúl Barrado, ha reflexionado sobre los avances y las políticas que se han venido desarrollando de cara al mundo rural, “ y cada paso que se da para transformar el municipio, se está dando con un componente social imprescindible, con el que estamos mejorando el servicio a los ciudadanos”.

Feria Ibérica Maker

Estos días, las jornadas se completan con la Feria Ibérica Maker y de la Innovación Territorial (FIMIT), con una veintena de espacios para acercar la vanguardia tecnológica internacional al tejido social y económico local.

Entre los expositores, se encuentra el INCIBE, el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España, una referencia para el desarrollo de la ciberseguridad y la confianza digital de ciudadanos; el Centro Demostrador TIC de Extremadura, que surge de un proyecto de Red.es, entidad pública empresarial del Ministerio de Industria Energía y Turismo, para el asesoramiento y demostración de diferentes proyectos de transformación digital; The Maker’s Room, un proyecto portugués del diseñador y maker Diogo Ribeiro, que nace con la finalidad de “ser el brazo derecho de los makers”; Smart Open Lab, de la Escuela Politécnica de Cáceres, con casi 300 asociados, que trabajan en proyectos desde impresión 3D hasta trabajo con todo tipo de textil, pasando por la creación audiovisual o el desarrollo electrónico; Kidds Cell, un equipo consultor de diseño, con una tracyectoria de 20 años de proyectos internacionales que han ido dejando en evidencia los desafíos que la sociedad puede experimentar con las nuevas tecnologías, o el espacio del CSIC en el que se podrá conocer el Proyecto Rural 3D, al que se busca involucrar a los gobiernos locales y a la población rural, entre otros expositores.

Acerca de Redacción Diario de Jaraíz 2771 Articles
Dpto. de Redacción del Diario de Jaraíz de la Vera

Be the first to comment

Deja un comentario