El proyecto “Tren Histórico de la provincia de Cáceres” traslada a los años 20 dando a conocer las Reservas de Monfragüe y Tajo-Tejo Internacional

Con esta iniciativa la Diputación quiere poner en valor las potencialidades de ambos territorios, haciendo un recorrido en vagones restaurantes construidos entre 1920 y 1930 en talleres de Reino Unido, Francia y España. 

El Poblado ferroviario de Monfragüe, declarado Bien de Interés Cultural, ha sido testigo este sábado de una partida muy especial: la de un tren de principios del pasado siglo, con más de un centenar de pasajeros y pasajeras que partían a conocer los recursos naturales, culturales, gastronómicos y también históricos de la Reserva de la Biosfera de Monfragüe y de la Reserva de la Biosfera Transfronteriza Tajo-Tejo Internacional.

Animación teatralizada, proyección de vídeos, degustaciones gastronómicas, música y recorridos por distintos parajes naturales y calles y plazas históricas ha sido el programa con el que arrancaban los participantes en este “Tren Histórico de la provincia de Cáceres”.

Esta es una iniciativa puesta en marcha por la Diputación Provincial de Cáceres con el objetivo de recorrer de este a oeste ambas reservas, hacerlo a través de la vía férrea que las conecta y en un tren construido entre 1926 y 1930. Cuatro convoyes restaurantes y uno denominado “Coche salón ZZ”, con paredes vestidas de madera, espejos con filigranas doradas, pequeñas lamparillas con pantallas de cristal labrado, en definitiva, infinidad de detalles decorativos que trasladan al ambiente art déco de los años Veinte. El Coche salón ZZ, tal como ha explicado a lo largo del recorrido Miguel Jiménez Vega, gerente de Trenes Históricos de la Fundación Ferrocarriles Españoles, era un coche “especial utilizado, fundamentalmente, por los presidentes de las compañías ferroviarias o las autoridades”. El convoy que ha cobrado vida este sábado está integrado por seis departamentos camas y un salón.

Con esta iniciativa, que ha arrancado este fin de semana con la presencia de empresarios y empresarias y agentes sociales y políticos de la zona, la Diputación de Cáceres ha querido mostrar a estos agentes y empresarios la potencialidad que puede llegar a tener este tipo de viajes. De hecho, en esta primera experiencia se incluye una segunda jornada, este domingo 6 de noviembre, abierta al público, previamente inscrito.

El presidente de la Diputación de Cáceres, Carlos Carlos, al que han acompañado otros miembros del equipo de Gobierno, como el diputado de Reto Demográfico, Desarrollo Sostenible, Juventud y Turismo, Álvaro Sánchez Cotrina, o los diputados delegados de Turismo y de Deporte, Patricia Valle Corriols y Pablo Miguel López, ha agradecido el acogimiento de esta “iniciativa piloto, con el que queremos promocionar turísticamente las dos reservas”. El presidente ha apuntado que este es un proyecto más de los que la Diputación de Cáceres pone en marcha para poner en valor todos los recursos de nuestra provincia”, una provincia en la que, a su juicio, “todos sus territorios podrían ser lo que llamamos territorios UNESCO, por sus valores medioambientales, y en todos -ha añadido- hemos puesto en marcha herramientas para potenciar sus recursos patrimoniales, culturales, ornitológicos, gastronómicos, etcétera”.

Así, a lo largo de la mañana se han podido conocer los orígenes del punto de partida, la estación de Monfragüe, que se encuentra en el Poblado ferroviario de Monfragüe, un conjunto histórico construido para el alojamiento de los ferroviarios responsables de su funcionamiento y sus familias.

A partir de ahí, durante el trayecto se ha acercado a los pasajeros al conocimiento de ambas reservas, de la mano de Chema Corrales, biólogo y presidente de la Junta Rectora del Río Tajo/Tejo Internacional, además de animación teatralizada de la Boda Regia, de Valencia de Alcántara, música, con el Coro Polifónico, degustaciones de productos de la zona,  así como, una vez en Valencia de Alcántara, una visita guiada por su casco histórico y una ruta para conocer el pasado megalítico del municipio.

Esta actividad, tal y como ha explicado el presidente de la Diputación Provincial, ha podido materializarse tras el acuerdo llegado hace mas de un año entre la institución provincial y la Fundación de Ferrocarriles.

Los coche que se han puesto en circulación fueron adquiridos por RENFE a la Compañía Internacional de Wagons-Lits (CIWL), a la que compró varios convoyes restaurante fabricados entre 1926 y 1930 en talleres del Reino Unido, Francia y España. Los vagones, tal como se ha podido comprobar en este viaje turístico, han sido modernizados y dotados de la comodidad y el confort actual. En 1999 RENFE cedió la subserie completa al Museo del Ferrocarril de Madrid, que, desde entonces, es la que los gestiona y comercializa para realizar servicios especiales, turísticos o charter.

Punto de partida

El viaje ha partido del Poblado ferroviario de Monfragüe, declarado Bien de Interés Cultural en 2004. Este poblado se originó como consecuencia de la creación del nudo ferroviario entre las líneas férreas Madrd-Portugal-Plasencia Empalme-Astorga. La Compañía del Ferrocarril Madrid-Cáceres-Portugal inauguró el tramo de la línea donde se ubicaría esta estación en 1881. Posteriormente, esta empresa se integraría en el nuevo ente empresarial Compañía de Explotación de los Ferrocarriles del Oeste de España, que había asumido la construcción de la nueva línea que discurría entre Astorga y Plasencia. En 1896 se estableció la nueva estación de enlace entre ambas líneas en el paraje de la Dehesa de Palazuelo, perteneciente al término municipal de Malpartida de Plasencia, a la que se denominó Plasencia-Empalme. La nueva estación distaba varios kilómetros de la localidad de Malpartida de Plasencia, por lo que, teniendo en cuenta el gran número de ferroviarios necesarios para sostener la actividad que generaba este empalme, se hizo preciso edificar el suficiente número de viviendas para alojarlos.

El valor intrínseco de este grupo de edificios y el valioso entorno ambiental y cultural en el que se inscribe, hace acreedor a este conjunto de un alto nivel de protección y del estudio de nuevas alternativas de uso sostenible. 

El poblado consta de veintiséis edificios en total, así como otros tres elementos singulares susceptibles de ser protegidos (jardín, aguada y retretes). De estos inmuebles, dos corresponden a antiguos servicios para los habitantes del poblado (escuela y capilla) y otros dos ajenos al servicio ferroviario (pensión y viviendas protegidas), pero integrados en este conjunto por su intrínseca interdependencia con la dinámica de este espacio urbano.

Sin duda alguna, el elemento más singular que define la personalidad de este poblado es una serie de nueve pabellones de viviendas de tres alturas, levantados entre 1913 y 1936, con una tipología bastante uniforme definida por la Compañía de Explotación de los Ferrocarriles del Oeste de España. A estos inmuebles se suman otros de menor porte y mayor antigüedad distribuidos por el resto del poblado. 

Este conjunto también comprende algunos edificios de viviendas singulares, concretamente las reservadas para el médico y para los maestros. Cierran la nómina de edificios con especial valor arquitectónico y, sobre todo, simbólico, la capilla y las escuelas. Existe un segundo dormitorio de agentes, relativamente moderno (década de 1970) que cuenta con un gran potencial de uso para futuras actuaciones dadas sus características y su actual infrautilización.

Punto de llegada

Valencia de Alcántara se sitúa en el corazón de la Raya Luso Extremeña, en la comarca natural de la Sierra de San Pedro y el Parque Natural Tajo Internacional. Los caseríos de La Aceña de la Borrega, Alcorneo, La Fontañera, Jola, Las Lanchuelas, El Pino, Puerto Roque, Las Casiñas, Las Huertas de Cansa y San Pedro de los Majarretes, convierten a esta zona en un lugar de enorme atractivo para su recorrido, tanto por su patrimonio natural como por el patrimonio histórico y artístico de Valencia de Alcántara, declarado Conjunto Histórico en 1997.

Acerca de Redacción Diario de Jaraíz 2152 Articles
Dpto. de Redacción del Diario de Jaraíz de la Vera

Be the first to comment

Deja un comentario