‘La Doncella’, pasión visual, Park Chan-wook revisita el cineclub con su última perla

'La Doncella', pasión visual, Park Chan-wook revisita el cineclub con su última perla

‘La Doncella’, pasión visual

Han tenido que pasar 12 añazos, pero al final hemos conseguido el regreso del coreano Park Chan-wook, tras aquella memorable y ya lejana Oldboy –en 2005. Y lo hace con un brillante drama erótico de época La Doncella, ejercicio de exhibicionismo de poderío visual. Una historia adaptada que traslada la época victoriana de la novela Fingersmith de Sarah Waters a la Corea de 1930 durante la ocupación japonesa.

Y el resultado demuestra el talento innato del surcoreano. Capaz de hipnotizarnos con imágenes sugerentes que transitan por una narración enigmática y cautivadora. Además de estilos entremezcla timadores, ladronas y un plan retorcido aderezado con elementos macabros.

Desarrollo de la película

Un planteamiento clásico teatral. Tres actos diferenciados en los que observamos puntos de vista y resolución. Sirve para que Chan-wook manipule al respetable a su antojo. Casi dos horas y media de intenso metraje a base de suspense, erotismo y humor negro, en las que se aprecia la continuación de esa línea hitchcockiana –elegancia estilística, crescendo de la intriga…– que ya mostró en Stoker (Lazos perversos).

El artífice de la llamada trilogía de la venganza (Sympathy for Mr. Vengeance , Oldboy  y Lady Vengeance) deja constancia de su exquisitez y sensibilidad en el dominio de la cámara con una deliciosa puesta en escena y un diseño de producción impecable, y nos sirve un relato dominado por el engaño y la traición por el que deambulan unos personajes que mudan de piel e intenciones conforme avanza la acción.

El inspirado trabajo del reparto da forma a una trama plagada de ironías y tortura psicológica. Las dinámicas de control de los personajes se subvierten en sorprendentes giros narrativos. Trasciende una clara intención de incrementar el poder de los personajes femeninos. Una complicidad y liberación en forma lésbica que nos permite ejercer de voyeurs de los desnudos físicos-emocionales de Kim Minn-Hee (Hidako) y la debutante Kim Tae-Ri (doncella), aun a riesgo de adolecer de un punto de vista masculino.

Festival de Cannes, Sitges

Estrenada en el pasado Festival de Cannes. Merecedora del favor y premio del público en Sitges. La Doncella se erige como un viaje sensorial de sugestiva banda sonora que nos ofrece un retorcido juego de sexo y engaños. Se ha sabido exprimir una brillante factura técnica siempre al servicio de las necesidades narrativas, y que merece disfrutarse como la lección de cine que es.

“‘Tan brillante como sucia, siempre con la cámara detenida en la pasión como el único combustible de la mirada.“, Luis Martínez

Jueves 30 | 21:00, Teatro Cine Avenida | Jaraíz. Entrada 5€ | Bonos socio ya no disponibles. 

Acerca de Cine Club El Gallinero 22 Articles
Averío confabulado para la difusión y el disfrute de la cultura cinematográfica, especialmente la relativa al cine-arte.

Be the first to comment

Deja un comentario