300 Metros de pura adrenalina

¿Habrá en Jaraíz de la Vera otros metros que se vivan con tanta intensidad?

300 Metros de pura adrenalina

300 Metros de pura adrenalina

Este año quisiera resaltar y hablar sobre el recorrido del encierro. 300 Metros de pura adrenalina. Creo que es de justicia hacer historia sobre porqué es ese el trazado. Cuando se empezó a tratar la posibilidad de hacer el encierro, se habló de diferentes trayectos para guiar al toro hasta la plaza.

Recorridos

Una de las opciones era, saliendo del antiguo matadero, por calle FontanaHerradores, hasta llegar a la Plaza Mayor, pero no cuajó por los inconvenientes de la curva pronunciada de la calle Fontana con Herradores.

Otra opción era, desde la Residencia Vera, pasando por Coso y Damas hasta la plaza. Este recorrido gustaba bastante, pero al final se decidió por el actual, Fuente-Herradores-Crucera de Santa María-Plaza Mayor, por varios motivos que os voy a desvelar.

Poco más de 300 metros

Es un trayecto de poco más de 300 metros, relativamente corto pero lo suficiente para soltar adrenalina. Nada más salir el toro desde la calle la Fuente, se encuentra con un pequeño repecho, pero después todo es cuesta abajo. Además, ese recorrido se diseñó para poderlo ampliar hasta las cercanías del colegio Gregoria Collado. Donde se podrían habilitar corrales para tener juntas todas las reses que se fuesen a lidiar durante las fiestas. Incluyendo lo necesario para realizar un encierro con cabestros. Por todo esto se eligió el itinerario que conocemos.

Pero siguiendo con el recorrido, para empezar, el repecho existente desde la salida hasta Santa María, es donde tiene lugar la primera toma de contacto visual con el morlaco. Los corredores son los que transmitirán a los demás la intensidad de la carrera ya que marcarán el pulso de la misma. Ya en Santa María, cabe resaltar la gran multitud albergada por el atrio para presenciar el paso del encierro. Una vez que el toro entra en Herradores, los nervios afloran acompañados por la estrechez característica de esta calle. Estamos hablando de un transcurso de segundos, pero vividos con gran intensidad. Y cuando el astado irrumpe en el alto de la plaza, junto a la angostura de los últimos metros, y a la expectación de la multitud congregada, el peligro aumenta y la emoción crece a pasos agigantados. Acaba el encierro. Empieza la capea. 

¿Habrá en Jaraíz de la Vera otros metros que se vivan con tanta intensidad?

Información de la Guía de Toros de  las Fiestas del Tabaco y el Pimiento, Jaraíz de la Vera. 

Paco Monsolino

Acerca de Redacción Diario de Jaraíz 262 Articles
Departamento de Prensa.

Be the first to comment

Deja un comentario